Senda Verde de Turón, Pozu Espinos y Pozu Fortuna

Escrito el 14/11/2022
Esther Canteli

Nos adentramos en el Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras siguiendo la Senda Verde de Turón, una antigua vía de ferrocarril de 15 kilómetros de longitud, reacondicionada para el disfrute de peatones y ciclistas.

La vía verde se adentra en el Valle de Turón, declarado Patrimonio Histórico de la Minería por atesorar grandes joyas del patrimonio industrial asturiano. Una ruta que conjuga a la perfección turismo cultural, industrial y natural, es decir, recorrer la Senda Verde de Turón es un plan perfecto para todos los públicos y súper recomendada en cualquier época del año.

Senda Verde de Turón paso a paso

Nos dirigimos al polideportivo municipal de Uxo, parroquia del concejo de Mieres. Allí encontramos suficiente espacio para estacionar nuestro vehículo, así como una pequeña área de descanso con parrillas y mesas de picnic.

Desde esta posición ya podemos ver a nuestra izquierda el Puente de Ricastro, construido en 1894 para que el ferrocarril de la Sociedad Hulleras de Turón pudiera salvar el río Caudal. Seguimos la pista pavimentada junto al río para llegar a él.

Tras cruzar el puente continuamos por la izquierda en dirección al Palacio Marqués de San Esteban, actualmente convertido en hotel. Poco antes de llegar, vemos las primeras vagonetas de la ruta y es que, en la Senda Verde de Turón, nos encontraremos constantemente maquinaria utilizada desde 1860, época en la que la actividad minera se desarrolló en el corazón de Asturias, convirtiéndose en el motor económico de la región hasta finales del siglo XX.

Dejamos el hotel a nuestra izquierda y continuamos por la vía verde junto a la carretera. Pasamos por delante del Pozo Figaredo, fundado en 1866.

Le sigue el Grupo de Minería de Montaña Santo Tomás, uno de los primeros en ser explotados por la Sociedad Hulleras del Turón en 1890 (junto con San Pedro y Santo Tomás), tras ser constituida la empresa. 

A pocos metros se expone la locomotora de vapor más antigua que circuló por la vía estrecha del valle, la Turón III, operativa de 1915 a 1970.

Locomotora Turón III

Poco después, vemos la bocamina del Grupo de Minería de Montaña San Víctor, la última mina de montaña que cerró Hunosa en 1991.

Pronto divisamos el castillete del Pozo Santa Bárbara, considerado uno de los 125 mejores conjuntos de arquitectura industrial de la Península Ibérica, y declarado Bien de Interés Cultural en 2008.

El río nos acompaña en este tramo haciendo el paseo más ameno, y sin darnos cuenta llegamos al socavón de La Rebaldana, restaurado íntegramente por la Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara. Este socavón data del siglo XIX y, aunque un desprendimiento cerró la galería, conserva 15 metros en los que se han reproducido 3 tipos de entibaciones: el arquillado en ladrillo macizo, entibado de madera y entibado metálico.

Pozu Espinos y Pozu Fortuna

Senda Verde de Turón (Mieres)

El siguiente punto de interés de esta ruta es el Pozu Espinos, donde se conserva, en excelente estado, la torre de extracción más antigua de España, operativa desde 1920.

Torre de extracción

En este espacio musealizado se puede subir a la sala de máquinas de la torre de extracción y visitar el Aula de Interpretación ubicada en la antigua lampistería. A pocos metros se adecentó la escombrera del pozo, con un diseño arquitectónico realizado por los hermanos Kawamura.

Un kilómetro y medio después llegamos al complejo del Pozu Fortuna.

La carpintería de la mina alberga un museo interactivo que nos ayuda a contextualizar el proceso de industrialización que se llevó a cabo en el Valle de Turón, así como el impacto social y económico que marcó la vida de los habitantes de las cuencas mineras.

En un edificio anexo se encuentra otra galería muy interesante y necesaria, el polvorín. También visitable al realizar un tour guiado por las instalaciones.

Ten en cuenta que el Pozu Fortuna se localiza, más o menos, a la mitad de la Senda Verde de Turón. Si estás haciendo la ruta a pie, es posible que quieras dividirla en dos tramos, para no recorrer 30 kilómetros del tirón (ida y vuelta). Este punto es la mejor opción, pues cuenta con un gran aparcamiento y está al lado de la carretera general.

La senda cruza la carretera y asciende adentrándose en la Sierra de Navaliego. Precisamente a partir de aquí perdemos de vista los núcleos de población y nos rodeamos de naturaleza.

Senda Verde de Turón (Mieres)

En un paraje apartado, nos encontramos la Casa de Máquinas donde, de nuevo, podemos ver más vagonetas.

Atravesamos los túneles de Biesca y Pisones, ambos sin luz, siendo el primero bastante largo y oscuro.

En el último tramo caminamos sobre pasarelas metálicas acondicionadas junto a los puentes de Arnizo y Pomar, obras de Emilio Durán e inaugurados en 1941.

Finalmente llegamos al área recreativa de El Mosquil, donde aún quedan restos de la casa de aseos y un plano inclinado con el que movían el mineral por la montaña, reduciendo tiempo y costes.

Una cuesta pronunciada nos conduce al aparcamiento habilitado junto a la parada de autobús en La Güeria (Urbiés). En este lugar deberás estacionar tu segundo vehículo, si no quieres regresar a pie deshaciendo el camino andado. La opción de utilizar el transporte público tienes que estudiarla bien porque, aunque aquí tienes parada de autobús, tan solo realiza el recorrido un par de veces al día.

La Güeria (Urbiés, Mieres)

Si recorres la Senda Verde de Turón en bicicleta te llevará media mañana o media tarde. Si lo haces a pie, y programas la visita guiada al socavón de La Rebaldana, y los Pozos Espinos y Fortuna, te llevará todo el día. Consulta en la web de Territorio Museo (única empresa que ofrece las visitas guiadas por el Valle de Turón) las fechas disponibles, así como horarios y precio de las entradas.

Planes complementarios

Si eres amante del turismo industrial, no dudes en alojarte en las cuencas mineras y seguir explorando el corazón de Asturias.

Alguna de las visitas más interesantes son la del Poblado Minero de Bustiello, fundado por el Marqués de Comillas; la ruta al Poblado Minero de Rioseco y las Minas prehistóricas de Texeo, consideradas las más antiguas de Europa en su género; el Ecomuseo Minero Valle de Samuño, habilitado en una galería real; el Museo de la Siderurgia (MUSI), ubicado en el interior de una torre de refrigeración de agua de Duro Felguera; el MUMI (Museo de la Minería y la Industria), donde se exponen multitud de herramientas y utensilios ligados al pasado industrial de Asturias; y por supuesto, siéntete minero por un día vistiendo el equipo de seguridad y el uniforme de los mineros y desciende a una galería subterránea en el Pozo Sotón.

Texto y fotos: Ángela Delgado ©viajeros confesos