Actividades de ecoturismo para todos los gustos en Asturias

Escrito el 22/09/2022
Esther Canteli

El ecoturismo es una práctica de lo más saludable y ha venido para quedarse. Y está claro que hay destinos ideales para vivir experiencias de ecoturismo y sin lugar a dudas uno de ellos es Asturias.

Si te gusta el contacto con la naturaleza, con la autenticidad de pueblos y rincones, si disfrutas observando con paciencia la flora y la fauna autóctona, si te encanta contemplar el paisaje con los perfiles de las cumbres y lo profundo de los valles, si te dejas llevar por el susurro de las olas y las mareas o por el apacible fluir de ríos y arroyos, Asturias es tu gran casa para el ecoturismo y mucho más.

En realidad, lo tienes muy fácil porque tan solo has de dejarte cautivar por uno de los elencos más selectos de espacios naturales protegidos de toda Europa, que representa nada más y nada menos que la tercera parte de la superficie de este vetusto e histórico Principado. Así que la lista de atractivo para disfrutar del turismo de naturaleza es casi ilimitada.

¡Ya sabes! ¡Relájate y piensa en el ecoturismo verde que te aguarda en Asturias!

Aquí te sugerimos algunos planes de ecoturismo irresistibles.

Tras las huellas del oso pardo cantábrico en Somiedo y Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

¿Sabías que los parques naturales asturianos de Somiedo y de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias albergan la mayor cantidad de osos pardos de la Península Ibérica? Pues así es. De manera que es fácil deducir que estás en el mejor sitio para seguir las huellas y andanzas del oso pardo, y para conocer todo sobre sus hábitos de vida y su ecosistema.

Además, con la ventaja añadida de que ambos parques son Reservas de la Biosfera, y eso significa que te encontrarás en un medio natural de lo más cuidado y auténtico, tanto en el caso de Somiedo como en el de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.

Disfrutarás con paisajes únicos, donde la presencia humana - fundamentalmente ganadera  y agrícola - ha modelado el paisaje desde hace siglos. Por ello es más que recomendable que hagas algunas rutas - las hay de baja dificultad -, y de esta forma puedas descubrir las brañas somedanas con sus ‘cabanas’ de teito, y la historia de los vaqueiros de alzada (pueblo de ganadero trashumantes que ha tenido mucha presencia en la zona).

Y si vas a Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, además de seguir - lo ideal en una ruta guiada - el rastro del oso pardo, puedes adentrarte, por ejemplo, en sus bosques, como el de Mual o Munieḷḷos – el mayor robledal de Europa -, que son verdaderamente prodigiosos.

Cangas del Narcea ©Turismo Asturias

Cangas del Narcea ©Turismo Asturias

¡Decenas de rutas para todos los niveles te aguardan en ambos lugares, y tienes la posibilidad de que sean con los mejores guías de naturaleza!

La berrea del venado o ciervo en Asturias

Las montañas de Asturias, desde mediados de setiembre y hasta bien entrado el mes de octubre, las montañas de Asturias te brindan un espectáculo natural sin parangón: la berrea del venado o ciervo.

Berrea en Aller ©Manuel Megido

Berrea en Aller ©Manuel Megido

¿Que qué es la berrea? Pues la etapa de cortejo y apareamiento de estos animales, que son de los más impresionantes de la fauna ibérica. Precisamente para garantizar el futuro de la especie, los machos compiten por el poder, la fortaleza y la jerarquía, ante la atenta observación de las hembras. Su forma de competir por la atención de las hembras es bramar con toda su potencia, como estrategia de atracción del potencial harén y de otros machos dispuestos a disputar la atención de dichas hembras.

Así que este momento se torna muy especial. Además, los escenarios naturales, con los intensos colores del otoño en Asturias, lo hacen aún más especial. Lugares como el Parque Natural de Redes, Aller, Somiedo, Nava, Piloña, Proaza, Teverga o Ponga son ideales para vivir la berrea en toda su plenitud.

¡Y por supuesto para exprimir al máximo la experiencia, lo más recomendable es que disfrutes de este espectáculo visual y auditivo con un guía especializado!

La ría de Villaviciosa y la ría del Eo, un binomio ideal para observar aves migratorias

La costa asturiana es un “puerto seguro” para gaviotas y otras aves, muchas de ellas acuáticas, que sin duda se prestan a la observación, y tanto las que son residentes como las migratorias.

Ría del Eo ©Gonzalo Azumendi

Ría del Eo ©Gonzalo Azumendi

Muchos y bellísimos son los sitios de avistamiento, pero entre todos ellos, repartidos por los más de 350 kilómetros de costa que tiene Asturias, hay dos humedales de importancia internacional: la ría del Eo - frontera natural entre Asturias y Galicia -, y la ría de Villaviciosa.

La Reserva Natural Parcial de la Ría de Villaviciosa está considerada como uno de los spots (lugares) de birdwatching más importantes de España, y además cuenta con un Centro de Interpretación, para ayudarte en el conocimiento del tipo de aves que conviven en este ecosistema y cuáles son sus hábitos de viaje (en el caso de las migratorias).

Sierra del Sueve ©Noé Baranda

Sierra del Sueve ©Noé Baranda

Además, ten en cuenta que la costa asturiana es el hogar ideal para la biodiversidad: islotes o castros, islas, acantilados, rías y cursos fluviales, bosques de ribera, o montañas y sierras muy cercanas al mar - el Sueve y el Cuera -, hacen de Asturias un paraíso para la vida animal.

La ría de Tina Mayor, la ría de Ribadesella, la ría del Nalón, Peñes, la Herbosa, la Reserva de Barayo, la Isla de la Deva o la Isla de Tapia son algunos otros puntos de la geografía astur donde podrás avistar aves.

¡Y recuerda, siempre respetando el medio natural, y si sigues las explicaciones de un guía, mejor!

Reserva de la Biosfera de Ponga: bosques y etnografía

El Parque Natural de Ponga es uno de esos tesoros recónditos de la Cordillera Cantábrica, caracterizado por sus desniveles en los que contemplarás cordales majestuosos, en los que aparece encajado como un milagro de la naturaleza el desfiladero de Los Beyos.

Este parque natural, declarado Reserva de la Biosfera en 2018, y ubicado en las inmediaciones de los Picos de Europa, es una de grandes manchas vegetales de Asturias, dado que sus imponentes bosques cubren casi el 40 por ciento de su superficie.

Sin duda, uno de sus atractivos más afamados es el hayedo de Peloño, que precisamente ahora en otoño es una gran sinfonía cromática, y al que llegas muy bien a través de una ruta que parte de la collada de Les Bedules.

Y por supuesto, otro de sus encantos a descubrir, además de sus bosques, es observar cómo sus habitantes han mantenido a lo largo del tiempo la arquitectura tradicional a base de piedra, madera y teja, destacando especialmente los hórreos llamados beyuscos, muy representativos de su patrimonio cultural y etnográfico. Los beyuscos son de pequeño tamaño y su tejado es a dos o tres aguas. ¡Una rareza cultural única que podrás contemplar en aldeas como Viboli o Viego!

Casielles (Ponga) ©Noé Baranda

Casielles (Ponga) ©Noé Baranda

Pero Ponga es mucho más: infinidad de rutas de senderismo y montaña, dado que cuenta con picos tan emblemáticos como Tiatordos o Peña Ten. También tradiciones centenarias, transmitidas de generación en generación, entre otras, el queso de Los Beyos, elaborado por los pastores del entorno del desfiladero del mismo nombre.

Fotografía de naturaleza y cultura tradicional en los Valles del Oso

En pleno centro de Asturias, los valles del Oso, integrados por los concejos de Proaza, Quirós, Santo Adriano y Teverga son una zona privilegiada desde el punto de vista paisajístico y natural, y por tanto uno de los lugares perfectos para tus fotografías de naturaleza.

Una naturaleza en estado puro, que forma parte de la Reserva de la Biosfera Las Ubiñas-La Mesa, y que es uno de los refugios del oso pardo cantábrico, además de otras especies como el águila real, el alimoche y el buitre leonado.

Además, es una zona ideal para el senderismo y otras actividades de turismo activo (escalada, canoa, etc.), siendo uno de sus principales atractivos – para hacer a pie o en bici – la Senda del Oso, la vía verde que, sobre el trazado de un antiguo ferrocarril, discurre por estos cuatro concejos.

Asimismo, si te decides a recorrerla, en Proaza podrás visitar la Casa del Oso y el Cercado osero donde se habitan dos ejemplares de oso pardo, Paca y Molina.

Osa Molina ©Juan de Tury

Osa Molina ©Juan de Tury

La vida rural y las tradiciones se conservan vivas en estos valles, y para que sepas mucho más sobre todo ello está el Museo Etnográfico de Quirós. Además, tienes otros espacios museísticos muy interesantes como el Parque de la Prehistoria, en Teverga. Y bellezas naturales como la cascada del Xiblu, Cueva Huerta o el hayedo de Montegrande, también en Teverga, o el tejo de Bermiego en Quirós, entre otras muchas.

Y desde el punto de vista monumental, no te olvides de acercarte a la iglesia prerrománica de Santo Adriano de Tuñon y a la Colegiata en San Martín de Teverga.

Por otro lado, Quirós y Teverga son lugares de paso de antiguas vías y caminos históricos de conexión con la Meseta tan emblemáticos como el Camín Real de Puerto Ventana, la Ruta de las Reliquias, o el Camín Real de la Mesa.

En definitiva, todo un mundo de descubrimientos para la cultura y para disfrutar en plenitud de una naturaleza que es una top model para la fotografía y para la observación de flora y fauna.

¡Aquí tienes las mejores escapadas de ecoturismo en Asturias, y también un amplio menú de ofertas y escapadas!

¡Y si te ha gustado este post, síguenos en Facebook e Instagram, y encontrarás miles de planes y rincones para disfrutar!