Las mejores playas para ir con niños en Asturias

Escrito el 11/08/2022
Esther Canteli

El verano es una época ideal para disfrutar de la costa, y por supuesto, de la playa. Y una de las formas más placenteras para hacerlo es en familia. Por esta razón, para ir con niños es muy aconsejable acudir a lugares donde puedas disfrutar con ellos en plenitud, y con las mejores condiciones para sus baños y juegos, con total garantía y seguridad en el más amplio sentido del término.

Asturias cuenta con estupendas playas a lo largo de sus 350 kilómetros de costa para que puedas ir con tus niños y vivir jornadas inolvidables de momentos en familia, entre juegos, baños de sol y remojones en las más que saludables aguas del Cantábrico.

¡Aquí tienes un itinerario por algunas de las mejores playas para ir con niños!

Playa de Penarronda, entre Castropol y Tapia

La playa de Penarronda es muy especial y lo comprobarás cuando la visites con tus niños. Se trata de un impresionante espacio muy abierto, de gran belleza, con un arroyo que la divide y una gran roca redondeada en medio del arenal, que le da nombre.

Está ubicada entre dos concejos del occidente de Asturias: el de Castropol, siendo Barres el pueblo más cercano a la playa, y el de Tapia, siendo Santa Gadía la localidad más próxima.

Cuenta con buenos equipamientos para pasar una jornada de ocio perfecta, y es accesible. Además los amantes de la botánica están de suerte porque, entre su flora, destaca el alhelí de mar, una especie en peligro de extinción que no encontrarás en ningún otro sitio de Asturias

De fina arena, a veces es ventosa, por lo que hay que estar atentos al oleaje. Pero sin duda es un paraje espectacular y muy amplio para disfrutar a tus anchas con los tuyos. Y en este post es nuestra foto de cabecera, cuyo autor es el fotógrafo Gonzalo Azumendi..

¡Ah y por si todo esto fuera poco, forma parte de la Reserva de la Biosfera Río Eo, Oscos e Terras de Burón!

Playa de Serantes en Tapia

Serantes, en Tapia, es un amplio arenal, ubicado en un entorno idílico, porque se encuentra en las proximidades de verdes praderas, campos de maíz, y allí desemboca el río Tol.

Playa de Serantes (Tapia de Casariego) ©Mampiris

Playa de Serantes (Tapia de Casariego) ©Mampiris

Además, cuenta con un ecosistema dunar y de marismas, y en sus inmediaciones está el recinto castreño El Castelón. Así que su entorno es de lo más completo, tanto desde el punto de vista natural como cultural.

De arena fina, algo ventosa y con oleaje moderado, está enclavada, como podrás comprobar, en un entorno de los más rural – ideal para ir con los niños -, y tiene un fácil acceso y un pequeño parking.

De ambiente familiar, también es muy popular entre los aficionados a la pesca deportiva y el submarinismo.

¡En definitiva, un entorno de lo más saludable para los peques!

Playa de Frexulfe en Navia

Frexulfe, en el concejo de Navia, es una de esas playas enormes, con gran valor ecológico. Bordeada por la senda costera - ideal para darse un paseo -, dispone de zona arbolada y sistema dunar.

Playa de Frexulfe (Navia) ©Alfonso Suárez

Playa de Frexulfe (Navia) ©Alfonso Suárez 

Enclavada en un Monumento Natural, en su orilla podrás contemplar aves como los cormoranes moñudos, y algunas especies botánicas poco frecuentes.

A veces tiene fuerte oleaje, por lo que conviene estar atentos, sobre todo con los niños. Pero también es cierto que en su parte más oriental desemboca un arroyo, y en esta zona sí está permitido el baño.

Es una playa accesible, que dispone de todos los servicios, con lo cual es muy cómoda en plan familiar, y está muy cerca de la preciosa villa marinera de Puerto de Vega, lo que supone un aliciente más.

¡Así que pasar el día en este Monumento Natural es un auténtico privilegio!

Playa de Aguilar en Muros de Nalón

La playa de Aguilar, en Muros de Nalón, es conocida por sus formaciones rocosas de gran belleza. Es ideal para ir con niños, porque tiene un cómodo acceso en coche, y cuenta con parking, así como oferta hostelera. También tiene un pequeño paseo marítimo y es punto de partida o llegada de la Ruta de los Miradores, un aliciente para el paseo en algún momento de la jornada.

Playa de Aguilar (Muros de Nalón) ©Mampiris

Playa de Aguilar (Muros de Nalón) ©Mampiris

Además, es accesible y es un rincón de la costa perfecto para fondear embarcaciones de recreo.

¡La verdad que Aguilar lo tiene todo para un variado día en plena naturaleza!

Playa de Bañugues en Gozón

La playa de Bañugues, en Gozón, es perfecta para ir con niños, por tener muy poco oleaje y formar piscinas naturales en bajamar. En realidad, es una especie de amplia y apacible ensenada donde el baño es muy tranquilo y placentero. Y donde los juegos, el deporte o la conversación pueden durar todo el día.

Playa de Bañugues (Gozón) ©Turismo Asturias

Playa de Bañugues (Gozón) ©Turismo Asturias

Además está ubicada donde existen importantes yacimientos del Paleolítico. Y por supuesto es accesible y cuenta con todo tipo de servicios, incluida una notable oferta hostelera.

¡Así que en Bañugues disfrutarás en medio de vestigios prehistóricos!

Playa de Rodiles en Villaviciosa

La playa de Rodiles, una de las más grandes y concurridas de toda Asturias, cuenta con una extensa zona arbolada de pinos y eucaliptos, así como un paseo marítimo de madera por uno de los márgenes de la ría de Villaviciosa, que lo convierten en un arenal único.

Playa de Rodiles (Villaviciosa) ©Juanjo Arrojo

Playa de Rodiles (Villaviciosa) ©Juanjo Arrojo

Enclavada en la Reserva Natural de la ría de Villaviciosa, Rodiles ofrece infinidad de posibilidades a los amantes de los deportes acuáticos, y es un espacio muy abierto y amplio, donde podrás disfrutar con tus niños.

Cuenta con todos los servicios, es accesible y tiene una variada oferta hostelera, además de un camping.

Si prefieres un baño totalmente tranquilo, puedes optar por disfrutar de alguna de las playas de la ría, que son auténticas piscinas naturales.

¡Rodiles te ofrece un entorno natural único!

Playa de La Griega en Colunga

Si algo caracteriza a la playa de La Griega, en Colunga, y la convierte en singular son sus huellas de dinosaurio, y es que en la zona este del arenal parte una senda de poco más de medio kilómetro que te llevará hasta las icnitas que son las de mayor tamaño hasta ahora descubiertas en el mundo.

Playa de La Griega (Colunga) ©Gonzalo Azumendi

Playa de La Griega (Colunga) ©Gonzalo Azumendi

Esta playa de arena dorada y donde desemboca el río Libardón, es ideal para ir con niños porque tiene la ventaja de que en bajamar se forman piscinas naturales.

Además tiene buenos equipamientos, es accesible y cuenta con variada oferta hostelera y un camping en las inmediaciones.

¡En La Griega te darás un baño jurásico!

Playa de Santa Marina en Ribadesella/Ribeseya

La playa de Santa Marina, en Ribadesella/Ribeseya, es un maravillo y extenso arenal urbano en el corazón de esta histórica villa, donde desemboca el carismático río Sella.

Su afamado paseo marítimo cuenta con notables exponentes de arquitectura indiana, lo que la hace única en todo el Cantábrico.

Playa de Santa Marina (Ribadesella/Ribeseya) ©Julio Herrera

Playa de Santa Marina (Ribadesella/Ribeseya) ©Julio Herrera 

Por otro lado, la oferta hostelera, hotelera y de ocio es muy amplia, y la propia playa cuenta con todo tipo de servicios, siendo, además, accesible.

Asimismo, en el lado oeste de la playa, en la zona conocida como Punta del Pozo, se han hallado importantes restos de huellas de dinosaurio.

¡De modo que en Santa Marina disfrutarás de la playa de forma segura y divertida!

Playa de Barro en Llanes

La playa de Barro, en Llanes, es un arenal en forma de herradura, de aguas habitualmente tranquilas y fina arena blanca.

Protegida tanto al este como al oeste por sendos islotes, esta bella concha de arena con aguas cristalinas, está completamente al abrigo del viento y del mar abierto, lo que la hace muy segura para el baño.

Playa de Barro (Llanes) ©Camilo Alonso

Playa de Barro (Llanes) ©Camilo Alonso

Tienes todos los servicios, parking incluido, y es accesible. Además cuenta con una variada oferta hostelera y terrazas con preciosas vistas, así como un afamado chiringuito elevado sobre la playa, con bellísima panorámica y cuidada gastronomía.

Por su serena belleza y sus mágicos atardeceres, Barro ha sido protagonista en numerosas películas y spots.

¡Por todo ello, una jornada familiar en Barro resultará memorable!

Playa de Poo en Llanes

Si hay una playa en la que el baño en pleamar sea muy tranquilo, placentero y seguro esa es Poo, en Llanes. Por eso es absolutamente recomendable para ir con peques. Y es que su forma de embudo, hace posible que al subir la marea, el agua del Cantábrico se cuele por el canal que se ha formado durante cientos años, quedando remansada a modo de piscina de agua salada.

Playa de Poo (Llanes) ©Norbert Cabeza

Playa de Poo (Llanes) ©Norbert Cabeza

Cuenta con todo tipo de servicios, parking incluido, y es muy fácil llegar en coche. Además dispone de una variada oferta hostelera con preciosas terrazas elevadas sobre la playa.

Rodeada de praderas y con un pequeño arroyo, Río Vallina, que desemboca en ella, la playa de Poo es perfecta para baños, juegos, paseos y tranquilo reposo.

¡A marea llena es una especie de gran balneario al aire libre!

Playa de La Franca en Ribadedeva

La Franca es uno de esos refugios playeros ideales para acudir en familia. Situada en la desembocadura del río Cabra, que marca la línea fronteriza entre Llanes y Ribadedeva, en La Franca es tan saludable el baño marítimo como el fluvial.

Su fina arena dorada adquiere un brillo especial con el sol, y lo cierto es que se trata de un lugar muy espacioso para disfrutar con tranquilidad aunque haya, habitualmente, bastante afluencia.

Playa de La Franca (Ribadedeva) ©Noe Baranda

De forma triangular y oleaje moderado, La Franca cuenta con un gran islote llamado El Castrón, parada habitual de gaviotas y otras aves.

Es accesible y dispone de todo tipo de servicios, incluida una variada oferta hostelera y preciosas terrazas que miran al mar.

Se llega muy fácil y tiene un amplio parking. Además, en bajamar conecta con otras calas preciosas como El Oso, el Viveru  y Regorgueru.

En ella se respira solera y tradición turística, dado que tuvo un balneario marítimo en el siglo XIX.

¡La Franca es ideal para disfrutar de baños de sol, de mar y de río!

¡Y si te ha gustado este post, síguenos en Facebook e Instagram, y encontrarás miles de planes y rincones para disfrutar!